Una madre primeriza siempre tiene preocupación por cuáles serán los primeros síntomas  previo a un parto y el momento correcto en que debe acudir a la clínica.

En el blog de Clínica Panamericana de Chihuahua  te damos algunos consejos de cuándo debes acudir con nosotros, para darte la mejor atención en el nacimiento de tu bebé.

Expulsión del tapón mucoso: cuando se aproxima el momento del parto, puedes expulsar un flujo mucoso espeso, que pude estar teñido de sangre, dando una coloración marrón, rosa o rojo, que es el que ha mantenido sellado el cuello del útero, que comienza a dilatarse en los momentos previos al parto.  El tapón puede salir en una sola ocasión o incluso podrías tener esa expulsión con un flujo vaginal por varios días.

Contracciones: las contracciones aumentan en intensidad y en frecuencias, llegan a presentarse en intervalos regulares, comenzando cada 20 minutos, hasta llegar a 10 y 5 minutos, provocando que el cuello uterino se dilate y tengas fuertes dolores.

Se rompe la fuente de agua: esto es el rompimiento del saco amniótico lleno de líquido que recubre el bebé, y el cual es eliminado por la vagina.  Después de esto,  la llegada del parto es inmediata.  Sin embargo, hay mujeres que no llegan a tener contracciones previas,  pero aunque estas no estén presentes, si se rompe la fuente, debes acudir inmediatamente al hospital donde serás atendida.